Somos agua y necesitamos agua: ¡hay que hidratarse!

Autor: | Categorías: Nutricosmética

El verano va tocando a su fin y, en el regreso a la rutina, necesitamos traernos hábitos saludables que nunca debemos abandonar. El primero y más importante: la hidratación.

Digo esto porque beber agua y tomar alimentos ricos en agua es bien sencillo durante el verano, pero conforme se acerca el invierno parece como si no fuera tan importante. Como digo en el título del post, somos agua y necesitamos agua.

Un breve repaso a la biología

Para poder explicar más adelante por qué necesitamos agua, voy a refrescar algunos conceptos que probablemente conozcáis:

  1. Más del 70% de la superficie terrestre está formada por agua (no solo océanos, ríos, lagos…, sino también mantos glaciares, acuíferos, etcétera).
  2. El agua es la responsable última de que surgieran las primeras formas de vida en nuestro planeta: sin ella, la radiación solar la habría hecho imposible.
  3. Alrededor del 55-60% de un ser humano adulto está formado por agua.
  4. No solo del ser humano: animales y plantas están compuestos en gran parte por este elemento primordial para la vida.

No quiero incidir más en este aspecto, pero me parecía importante recordar hasta qué punto somos agua y necesitamos agua.

necesitamos agua

¿Cómo influye beber agua en nuestra salud?

  1. El agua permite la absorción de nutrientes en el organismo y, en consecuencia, el aporte de energía.
  2. Protege las articulaciones y las lubrica.
  3. Regula la temperatura corporal, por lo que es vital consumirla en momentos en los que el cuerpo está expuesto a climas extremos.
  4. Facilita el riego sanguíneo y protege el sistema cardiovascular, lo que nos hace menos propensos a enfermedades de este tipo.
  5. Es imprescindible para eliminar toxinas y desechos orgánicos.
  6. Mejora la función digestiva; en consecuencia, previene el estreñimiento.
  7. Evita que se nos sequen las membranas mucosas (ojos, nariz, boca, etcétera).
  8. Reduce el riesgo de caer enfermo al mejorar nuestro sistema inmunológico.
  9. Alivia la fatiga, ya que el organismo tiene que trabajar más duro para llevar a cabo sus procesos depurativos si no tiene la suficiente cantidad de agua.
  10. Ciertos procesos dolorosos asociados a la deshidratación mejoran considerablemente si se toma agua.

En un aspecto más ligado a lo estético, pero igualmente importante:

  1. Al regular la función digestiva, el agua influye positivamente en los procesos de adelgazamiento, ya que ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa acumulada. Pero es que, además, es un efectivo supresor del hambre.
  2. Ayuda a sentirse con más energía, por lo que sirve de combustible para el músculo y permite hacer ejercicio con más facilidad.
  3. Un cuerpo bien hidratado implica una piel bien hidratada: tersa, luminosa, elástica y con menos tendencia a envejecer.

Necesitamos agua: las claves para una correcta hidratación

La nutricosmética pone el foco, principalmente, en frenar el proceso de envejecimiento, y el agua es un pilar indispensable en dicho proceso. En nuestras formaciones a profesionales hacemos especial hincapié en la importancia de una correcta hidratación. En términos generales, debemos hacerlo así:

  1. Debemos ingerir 2,5 litros diarios, pues es lo que se pierde diariamente. Lo podemos repartir así: 1,5 litros como bebida más 1 litro en los alimentos o a la inversa, 1 litro como bebida más 1,5 litros en los alimentos.
  2. Debemos beber el agua que hemos asignado diariamente a lo largo del día, no toda de golpe.
  3. Es preferible tomar el agua entre horas que durante las comidas; si no, es recomendable al menos no beber demasiada mientras se come.
  4. Mientras realizamos ejercicio es fundamental ir bebiendo pequeñas cantidades de agua para reponer líquido y las sales minerales que se pierden.

¿Cómo alimentarnos para ingerir más agua?

Como comentaba en el punto 1 del párrafo anterior, hay que obtener agua también a través de los alimentos. Pero ¿cuáles son los más ricos en agua? Con matices, un cuadro general sería el siguiente: las hortalizas se sitúan a la cabeza con hasta un 95% de su contenido en agua; después, las frutas, con hasta un 91%. Les siguen el yogur (86%), el pescado blanco (82%) y los huevos (con un 75%).  Así que estos alimentos deberíamos incluirlos en nuestra dieta. Para hacernos una idea del agua que estamos aportando al organismo con ellos, calcula que casi el 100% del peso de hortalizas y verduras será agua (quítale alrededor de un 10%) y, en lo que respecta a las proteínas mencionadas, algo más de tres cuartas partes. Con este cálculo tendremos una orientación de la hidratación que obtenemos a través de nuestra dieta.

La hidratación óptima, en manos de 180 the concept

necesitamos agua 180

Como comentaba unas líneas más arriba, la nutricosmética como sector es, en esencia, una manera natural y saludable de frenar el envejecimiento. Conseguir que nuestro organismo muestre los máximos signos de juventud pasa por mantenerlo perfectamente hidratado, porque esto implica una piel más elástica y tersa. Hidratación y nutricosmética van íntimamente ligados. En nuestro caso, además, nos interesan los efectos estéticos que conlleva hidratarse correctamente: una piel con un aspecto más joven.

En 180 the concept utilizamos numerosas fórmulas orientadas a que nuestra piel se vea más firme y elástica (en otras palabras, a que se vea más joven). Lo que buscamos es optimizar los recursos del organismo proporcionándole micronutrientes que le ayuden a sacar el máximo beneficio de una correcta hidratación. Necesitamos agua, pero con la nutricosmética aportamos a esa hidratación principios activos con los que potenciaremos los efectos de esta.

Señalo algunos muy importantes, aunque la lista es larga:

  1. Omega 3. No solo como antioxidante sino también como sustancia que contribuye a reforzar la capa hidrolipídica de la epidermis (es un aliado fundamental de la hidratación), el omega 3 debe estar presente en nuestra dieta (lo obtenemos de ciertas semillas y del pescado azul, básicamente). Pero además 180 the concept cuenta con una fórmula a base de este ácido graso esencial, proveniente de aceite de pescado de máxima calidad. El ácido graso esencial omega 3 es una fuente importantísima de vitamina E, que además, al estimular la producción de estrógenos, mantiene la piel con un nivel de humectación óptimo.
  2. Vitamina C. Como ya os he comentado en más ocasiones, esta vitamina no solo es un antioxidante de los más interesantes que podemos encontrar en la naturaleza, sino que además es un actor imprescindible para que nuestro organismo fabrique colágeno. Por lo tanto, si buscamos una piel más elástica, tersa, iluminada…, a la hidratación debemos sumarle un aporte de vitamina C que nos asegure ese proceso de nuevas fibras de colágeno. Son varias las fórmulas de 180 the concept que cuentan con la vitamina C, pero una de ellas lo hace con una forma especial de la misma, cuyo nombre comercial es Ester C. El Ester C hace que absorbamos mayor cantidad de vitamina C y el organismo la aprovecha mejor.
  3. Ácido hialurónico. Esta macromolécula, presente en nuestro organismo, tiene la capacidad de captar agua para que la piel se mantenga con un nivel perfecto de hidratación. Nuestra fórmula rv6 cuenta no solo con ácido hialurónico, sino con colágeno, que como ya he comentado es el principal componente de la piel y de otros muchos tejidos. Esta combinación de hialurónico y colágeno, ingerida, proporciona al organismo un aporte extra de juventud. Por eso lo llamamos el cóctel antiaging.

Necesitamos agua, en primer lugar, porque sin agua no podríamos vivir. Pero en el plano estético es fundamental. Esto es lo que quería explicaros hoy. Si a la hidratación le sumamos los micronutrientes de 180 the concept, el resultado será, en poco tiempo, una piel rejuvenecida. Ahora, después del verano, necesitas recuperar tu piel. En nuestros centros certificados te esperan nuestros profesionales, que pueden no solo sugerirte tu tratamiento ideal, sino también comentarte experiencias propias vividas con la nutricosmética. ¿Por qué no te animas? Sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *