Ponerse en forma: ¡aún estamos a tiempo!

Autor: | Categorías: Nutricosmética Bienestar

Con la cercanía del verano, muchas personas que aún no han abordado el reto de ponerse en forma se rinden y lo dejan para otro momento. Pero tenemos un mes por delante para que nuestro cuerpo cambie y nos sintamos mucho mejor de cara a nuestras merecidas vacaciones. ¡Coge impulso y anímate, que con estos pasos vas a notar los resultados!

Primer paso para ponerse en forma: abandona la vida sedentaria

El deporte es salud. Con moderación, eso sí. No vale ahora iniciar un sprint que solo servirá para lesionarse. Además, el sedentarismo y el deporte extremo son igualmente perjudiciales. Si estás acostumbrada a hacer deporte, plantéate esta rutina a la que se han apuntado muchas famosas: el método 3-2-1. Consiste en tres sesiones de cardio a la semana, dos de circuitos y uno de suelo. El cardio puede ser desde correr o andar rápido hasta la natación, el Zumba, el spinning…; los circuitos, los típicos ejercicios de sala con pesas y aparatos, y el suelo bien puede ser una sesión de yoga o pilates. Si no estás muy familiarizada con el deporte, basta con 45 minutos diarios caminando a buen ritmo y, si puedes, combínalos con un par de salidas en semana con la bicicleta. Con 4 o 5 sesiones a la semana, dentro de un mes verás que ponerse en forma no era tan complicado.

Segundo paso para ponerse en forma: haz una dieta equilibrada

Necesitamos proteínas, carbohidratos y grasas. Pero no todas las proteínas ni todos los carbohidratos ni todas las grasas. Me explico. Las proteínas son esenciales para nuestro organismo, pero algunas aportan elementos tóxicos que no nos interesan, como las grasas saturadas, altamente perjudiciales. Mi recomendación es escoger carnes de ave, ternera magra y huevo (en especial, la clara: mejor no abusar de la yema). Los mejores carbohidratos los obtendremos de las verduras, frutas, avena y legumbres: los azúcares entran lentamente en la sangre, son de bajo índice glucémico y lo que conseguimos con ellos es no tener picos de hambre (que es lo que ocurre cuando tomamos azúcar refinada, pasta, pan…). En cuanto a las grasas, es conveniente saber que, si bien son necesarias, hay que consumirlas con moderación. Elegiremos, para este plan, las vegetales; en particular, las que vienen del aceite de oliva virgen de primera presión en frío. Con una dieta variada y basada en estos principios —en tu centro certificado te indicarán cómo hacerla para que no te falte ningún nutriente—, en cuatro semanas vas a notar, y mucho, los primeros resultados. Verás que ponerse en forma no era ningún imposible.

Tercer paso para ponerse en forma: aleja de ti el estrés

ponerse en forma deporte

Sé que esto es muy fácil de decir y no tan fácil de llevar a la práctica. Pero todo es cuestión de entrenar tu mente. Planificar tu agenda en la medida de lo posible,  con una hora al día reservada para imprevistos, será una manera perfecta de eliminar gran parte de los nervios que a menudo nos consumen la energía. Yo suelo planificar mi agenda a varias semanas vista, pero bastará con que, durante 30 minutos, hacia el final de la semana, te pongas frente a tu calendario y organices tu tiempo. Con cabeza. Si sabes que hacer la compra de la semana te lleva, entre ir y volver, dos horas, no programes hora y media, porque te sentirás frustrada cuando veas que no llegas. Sé razonable. Google Calendar es una herramienta increíble para optimizar los tiempos. Además, la puedes bajar como aplicación en tu móvil y tener a mano, de un vistazo, todo lo que tienes que hacer. Puedes, además, compartirlo con gente con la que necesites coordinarte.

Verás como, en cuanto elimines parte del estrés de ti, comienzas a dormir mejor. Y descansar correctamente es otro paso imprescindible para ponerse en forma. Tu cuerpo se repara mientras duerme, no lo olvides. Recuerda los diez pasos necesarios para obtener una buena higiene del sueño.

Cuarto paso para ponerse en forma: tratamientos cosméticos

Hay infinidad de productos en el mercado para mejorar tu condición estética: cremas anticelulíticas, exfoliantes, hidratantes faciales adaptadas a tu tipo de piel… Es complicado, desde un post, atender a la demanda de cada una de vosotras, que tendrá, como todas, sus peculiaridades; por eso mi recomendación es que te dirijas al centro certificado más próximo para que te puedan orientar profesionales perfectamente formadas en la materia. Además, es muy probable que allí cuenten con aparatología que acelere ese proceso de mejora estética.

Quinto paso para ponerse en forma: la nutricosmética 180 the concept

Un mes es suficiente para comenzar a notar los efectos de la nutricosmética en tu organismo. Nuestro plan detox, con el que comenzamos los tratamientos, ya hace que tu cuerpo experimente una notable mejoría, y no solo en el interior. La sinergia de sus fórmulas y la combinación de deporte, dieta, bienestar interior, tratamientos cosméticos y nutricosméticos acelerará el proceso. Por cierto, te recuerdo cuáles son los principios activos de nuestro plan detox, adaptado, como ya sabes, a cada paciente tras un diagnóstico personalizado en el que determinaremos qué condiciones estéticas hay que tratar. Son los siguientes:

e1: formulado esencialmente a base de ácidos grasos esenciales omega 3 obtenidos del pescado. Este nutriente, que no puede fabricar el cuerpo y por tanto necesita obtener mediante la alimentación, es básico para multitud de funciones pero, además, resulta primordial para frenar el proceso de envejecimiento.

h4: a base de prebióticos, entre otros principios activos. Los prebióticos predisponen a nuestro sistema digestivo para la mejor absorción de los nutrientes, reducen la tasa de colesterol en sangre y fomenta la formación de bacterias buenas para nuestro intestino. Esta fórmula es básica para desintoxicar el organismo y, en consecuencia, para ponerse en forma.

h5: contiene gran cantidad de probióticos, que ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte pero también a que nuestra piel luzca mucho más joven. Los nutrientes que aporta la fórmula h5, además, contribuyen a reducir la celulitis y mejoran las pieles con tendencia al acné.

En resumen: hazme caso. Mírate al espejo: hazte una foto. Acude a tu centro certificado y, sin compromiso, pide información sobre 180. Decide si quieres mejorar y, si la respuesta es sí, guarda esa foto. Compárala con la que vas a hacerte dentro de un mes. Si decides dar estos pasos, me encantará conocer tu experiencia pasado ese tiempo. Ya sabes dónde encontrarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *