Cuidado con los alimentos “light”

Muchas veces en la alimentación y dietas de adelgazamiento se comete el error de recurrir por defecto a los alimentos light sin mirar la cantidad de calorías, grasas o hidratos de carbono que tienen,

Los alimentos light ¿engordan?

Ten en cuenta que si un alimento necesita una versión light es, probablemente, porque sí que engorda bastante y, para que el segundo sea catalogado como “light” simplemente tiene que tener un 30% menos de calorías que su predecesor. Es decir, que si una bolsa de patatas fritas tiene 900 kcal, la bolsa “que no engorda” tendrá 630 Kcal aprox, ¿crees que es apta para ser consumida en una dieta para adelgazar?

Además no solo hay que mirar las calorías de los alimentos, por ejemplo esta mañana teníamos en la mano la típica barrita de cereales baja en calorías (solo 72kcal por 100gr) y, cuando nos hemos parado a mirar los valores nutricionales… ¡19gr de grasa por cada 100gr! Una de las cosas más importantes es fijarse en la cantidad de grasas que tiene un alimento, (esto es más importante que las calorías) y en la proporción de guardan con los hidratos de carbono y azucares. A menudo ocurre que cuando se disminuyen las grasas de un producto, aumentan los hidratos y azúcares para mantener la palatabilidad del alimento.

Un claro ejemplo de la buena fama de la que goza un alimento “light” es la margarina frente a la mantequilla tradicional. A priori la primera debería ser más saludable, porque utiliza grasa vegetal en vez de animal, sin embargo, el proceso de conversión de las grasas vegetales para hacer margarina origina ácidos grasos “trans”. Además la mantequilla contiene vitaminas A, D y E, calcio y fósforo, sustancias que solo contendría la margarina si éstas le fueran añadidas artificalmente.

Nuestra recomendación es que lleves una alimentación sana y equilibrada sin abusar de los alimentos light (ni de aquellos que sean muy calóricos, claro) y toméis un suplemento nutricional que os ayude a reducir la grasa ingerida. La fórmula nutricosmética E6 contiene Ácido Linoleico Conjugado, un ácido graso esencial que ayuda a reducir la grasa, entre sus efectos está el de inhibir la función de la enzima LPL (lipoprotein lipasa) y, al mismo tiempo, favorecer la lipólisis (destrucción de la grasa). Además ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.