ESTE VERANO QUERRÁS LUCIR BAÑADOR CON LA AYUDA DE LA NUTRICOSMÉTICA

Autor: | Categorías: Nutricosmética Corporal, Pérdida de peso

La historia del traje de baño es paralela a la historia de la liberación de la mujer y la apertura mental de una sociedad en la que mostrar el cuerpo era delito. Hoy es incuestionable el hecho de poder lucir bañador o bikini en la mayoría de los países. Poder disfrutar del sol, del mar, ríos o piscinas es un placer que ha permitido la evolución de esta prenda. Este verano se imponen los trajes de baño completo. Querrás lucir bañador con la ayuda de la Nutricosmética.  

Historia del bañador

En 1860 se comenzaron a “tomar baños” con unos molestos y aparatosos vestidos que tan solo permitían adentrarse un poco en el mar. El peso de las prendas impedían nadar y hacía incómodo el secado posterior. No fue hasta 1910 que se eliminaron mayas, pantalones y se ajustaron algo las prendas para permitir el movimiento dentro del agua. Y llegaron los locos años 20 con Coco Chanel que puso de moda tomar el sol. Las prendas se ajustaron más y se eliminaron las faldas. Aquí teníamos el principio de un bañador que se parecía más bien a un mono corto y cuyo tejido era lana o algodón.

En los años 40 y 50 surgen los trajes de baño de dos piezas, cada vez más pequeños. Por fin en los años 60 con todos sus avances sociales, el cuerpo de la mujer dejó de ser algo que ocultar. Se luchó por mostrarlo cómodamente para poder nadar, tomar el sol y disfrutar. Con la lycra se crearon piezas de baño de secado rápido y fácil. Desde entonces la moda de baño es parte de las pasarelas y la industria textil.

Si en los años 60 el bikini era la tendencia máxima, el péndulo de la moda quiso que en los 80 pegaran con fuerza los bañadores con tiro alto y escotes sugerentes. Como los que llevaba Pamela Anderson en los Vigilantes de la Playa.

Los 90 le dieron de nuevo hegemonía al bikini. Ahora el bañador parece coronarse de nuevo como el rey de la tendencia de baño por su mayor versatilidad, elegancia y capacidad de estilizar el cuerpo frente al bikini. No hay más que ver las marquesinas de El Corte Inglés o navegar por Instagram para corroborar esta tendencia del bañador de una pieza. Irás elegante hasta en la piscina.

Sea cual sea tu elección lo importante es que te sientas a gusto con tu cuerpo. Si ya has comenzado la denominada operación bikini, no olvides incluir la nutricosmética control de peso de 180 the concept.

En 180 the concept contamos con varias líneas específicas para tratar los factores que inciden en el mantenimiento de un peso óptimo . Con una dieta equilibrada, ejercicio continuado y la ayuda fundamental de la nutricosmética, conseguirás sentirte a gusto en el  momento de lucir tus curvas.

 Lucirás la moda baño como nunca.

 

Lucir bañador con nutricosmetica

Foto de Google campaña Baño Corte Inglés 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *