Mantenerse en verano: apunta estos trucos

Autor: | Categorías: Detox, Pérdida de peso

La época de las vacaciones es demasiado tentadora como para no dejarse llevar por el placer de la comida, la bebida y el sedentarismo. Los horarios se relajan, las fiestas se multiplican… pero la báscula nos espera, paciente, en septiembre, con su implacable realidad. Estamos a tiempo de hacer las cosas bien. Mantenerse en verano es posible si aplicamos sencillas rutinas a nuestro día a día que no nos privarán de disfrutar de un verano de lujo sin llevarnos sobresaltos.

Deporte: convierte la rutina en algo divertido

El calor y la falta de horarios estrictos provocan que en verano haya desbandada en los gimnasios. Si ese es tu caso, toma nota de estos consejos para no caer en el sedentario mientras te diviertes.

  1. Baila, baila, baila. Hazte una lista en Spotify con tus temas favoritos: procura que tengan ritmo y utilízalos a todas horas. ¡No hay mayor placer que bailar tu música favorita! Bailar quema muchas calorías y tiene la ventaja de que no tienes la sensación de estar haciendo ejercicio. Y si no, puedes salir a caminar o a correr con ellos puestos en tu móvil, mientras pedaleas en una bicicleta estática o normal, ponértela durante una hora mientras bailas en casa… Las posibilidades son infinitas: solo tienes que buscar una hora y un rincón en tu casa o en tu lugar de vacaciones.
  2. Mejor en compañía. Sea cual sea la actividad deportiva que realices, mucho mejor si lo haces junto a alguien. Por una parte, el tiempo pasa más rápido; por otra, os animáis mutuamente a poneros en forma. Si estás en tu lugar habitual de residencia, habla con alguna amiga y acordad una hora para hacer algo juntas (montar en bicicleta, correr, andar…). Si te pilla de vacaciones, busca puntos de encuentro en la playa, el hotel, etc., donde realizar actividades deportivas que sean divertidas. Es muy común que se organicen grupos en la playa para hacer yoga o tai chi; en los hoteles, el aquagym o las clases de baile suelen estar también a la orden del día. ¡Seguro que encuentras algo para hacer y lo que es mejor, rodeada de gente!

mantenerse en verano deporte

  1. La playa, un excelente quemacalorías. Pasar el día entero en la playa es un auténtico placer, pero además es el lugar perfecto para mantenerse en verano. Un buen paseo de treinta a cuarenta y cinco minutos a buen ritmo por la orilla activa tu circulación, tu metabolismo se prepara para quemar más rápido las calorías ingeridas y, de paso, vas a obtener un bronceado más homogéneo, ya que el sol te va a bañar por igual toda tu piel. Eso sí, no olvides protegerte convenientemente de los rayos ultravioleta.
  2. ¿Jugamos? El pádel, el tenis, el vóley playa…, son deportes en equipo que se disfrutan especialmente en verano. A primera hora de la mañana o con la caída del sol, jugar un poco con tus amigos convertirá la rutina del deporte en un momento de lo más apetecible.

Aliméntate con cabeza

Es cierto. Comer en esta época del año se convierte en un reto para quienes quieren mantenerse en verano. Si echamos mano de estos trucos, la vuelta a la rutina en otoño será mucho menos traumática.

  1. Raciones pequeñas. ¿Has quedado con amigos y te apetece esa ración de paella? Utiliza el truco del plato de postre para comer menos cantidad o, en todo caso, echa en tu plato la mitad de lo que te comerías. Si comes con cabeza y masticas despacio, te vas a dar cuenta de que te sentirás saciada con mucho menos de lo que pensabas.
  2. No llegues con hambre a las comidas. Toma una pieza de fruta o un yogur una hora o dos antes de sentarte a la mesa. Por una parte, el proceso digestivo de esta pequeña comida nos hace quemar calorías y, por otra, nos sentaremos con menos hambre que si no hubiéramos comido nada. Ten a mano siempre frutas o vegetales para tomar entre horas si tienes un pico de hambre: un pepino o una zanahoria cortados en bastones resultan refrescantes, nutritivos y son mucho más sanos que cualquier otra opción.
  3. A la hora de la cerveza… moderación. Si te apetece una cerveza, que sea una. Y evita las tapas o los aperitivos que te ofrezcan. Puestos a pecar, evita al menos la sal y las grasas excesivas que aporta este picoteo. Y mucho mejor siempre una copa de vino tinto, que aporta más beneficios a tu organismo que otro tipo de bebidas alcohólicas. Aunque, si puedes evitarlas, mejor que mejor.
  4. No cenes en exceso. Con la cena ocurre lo mismo: raciones pequeñas. Si durante tus vacaciones te resulta imposible hacer una cena ligera todos los días, escoge de entre la carta el plato menos pecaminoso y toma una pequeña cantidad en lugar de hincharte. Si estás en la costa, los pescados a la brasa resultan deliciosos y son mucho más interesantes nutricionalmente que otras opciones que, además, te resultarán duras de digerir.
  5. ¿Qué hago con el heladito? Otra gran tentación del verano. Si te apetece muchísimo ese helado que todo el mundo menos tú se va a tomar, elige una heladería artesana (donde el helado lo fabriquen ellos, ya que contendrá menos ingredientes artificiales) y decántate por un sorbete de frutas en lugar de por un helado lleno de grasas. El sorbete no contiene leche ni nata. Si además tienen una opción dietética, en la que el sorbete se fabrique sin azúcar, mejor que mejor.
  6. Hidrátate. No solo es esencial para evitar problemas de deshidratación en estas fechas, sino que beber agua eliminará, al menos en parte, los ataques de hambre que puedas tener. Un buen vaso de agua evita en ocasiones visitas innecesarias a la nevera. Pero además hay mil maneras de hacerlo divertido: tunéalo con un poco de zumo de limón, canela o hierbabuena y edulcorante tipo stevia para tener un refresco natural a mano. Evitarás tentaciones y te asombrarás de lo bueno que está.
  7. Picoteo sano. Ten a mano en la despensa caprichos bajos en calorías por si no puedes evitar la tentación. El edamame (vainas de soja hervidas con agua con sal y servidas enteras) son una excelente y deliciosa alternativa a los frutos secos o las patatas fritas industriales; tener fruta lavada y cortada en la nevera es fantástico como recurso, y una onza de chocolate negro sin azúcar de vez en cuando es una opción fantástica para cuando tenemos deseos de dulce.

Y, para llegar perfecta a septiembre… 180 the concept

mantenerse en verano detox

Una manera óptima de preparar nuestro organismo para el regreso a la rutina es el plan detox de 180 the concept. ¿Qué conseguimos con él? Pues, por una parte, estimulamos a nuestro metabolismo eliminando las toxinas y metales pesados que se almacenan en nuestra piel, órganos y paredes de los intestinos; por otro, sus micronutrientes equilibran la flora intestinal y favorecen el drenaje y la eliminación de líquidos. Dicho de otro modo, preparamos a nuestro cuerpo para estar perfecto. Mantenerse en verano es mucho más fácil si utilizamos este trío nutricosmético.

Y ¿qué lleva? Pues sus fórmulas contienen, entre otros principios activos, ácidos grasos esenciales omega 3, fabricados con el mejor aceite de pescado, lo que hace que aporten muchos más beneficios que otros con origen distinto; también encontramos en este trío probióticos, aloe vera, magnesio y vitamina C. La combinación de todo ello contribuye al equilibrio de la flora intestinal, potencian el sistema inmunitario y aportan los nutrientes que el cuerpo demanda para, por ejemplo, reducir la celulitis o el acné. La cuidada selección de los ingredientes utilizados para estas fórmulas es esencial para que actúen de un modo inmejorable en nuestro organismo.

Si quieres empezar el otoño con buen pie, apúntate al plan detox. Consigue cita en tu centro certificado y comienza el curso despertando admiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *