Reducir el doble mentón: técnicas, consejos y nutricosmética

Autor: | Categorías: Doble mentón o papada

Si hay un signo delator de la edad, ese es el doble mentón. Con el tiempo, la piel pierde firmeza y la acción de la gravedad hace que determinadas partes de nuestro cuerpo lo manifiesten. En el cuerpo, los brazos y el pecho son los principales damnificados; en el rostro, los párpados y la papada se convierten en señales de alerta de que tenemos que hacer algo. La pregunta es: ¿se puede? Voy a tratar de dar respuesta, a lo largo de este post, de cómo reducir el doble mentón para que nuestro aspecto mejore poderosamente. 

¿Es el doble mentón solo un signo de la edad?

No siempre. Podríamos distinguir entre la papada que aparece a consecuencia del sobrepeso y la que surge cuando la piel comienza a descolgarse. En el primer caso, la papada puede manifestarse en cualquier momento de la vida; si hablamos, como es el caso que nos ocupa, del paso de los años, es a partir de los 35-40 años cuando el doble mentón se deja ver.

Por lo tanto, los tratamientos que debemos seguir para reducir el doble mentón varían en función de las causas que los provocan. En el primero, habría que abordar cuanto antes una dieta de adelgazamiento. De este modo, gran parte de la grasa localizada en esa zona del cuerpo se eliminaría, y solo después deberíamos valorar un segundo tratamiento. Pero en el caso de la papada a consecuencia de la flacidez de los tejidos (esto es, del envejecimiento), los pasos a seguir son bien distintos.

Tratamiento invasivo para reducir el doble mentón: cirugía

Es, sin duda, la solución más agresiva de todas (y también la más rápida): se realizan incisiones bajo el mentón para retirar la almohadilla de grasa que forma el doble mentón. Después, se acortan los músculos bajo la barbilla y se cose. Como en cualquier intervención quirúrgica, existen los clásicos riesgos asociados a ella (como infecciones). También existe un riesgo de decoloración de la piel. En todo caso, la cirugía plástica está muy avanzada en este tipo de intervenciones; eso sí, si decidimos optar por esta solución, es bueno informarse a fondo sobre el centro en que se va a realizar.

Tratamientos de estética avanzada

Los centros de estética avanzada tienen en su haber numerosas soluciones para reducir el doble mentón sin recurrir a la cirugía. Por suerte, los enormes avances en tecnología asociada a la estética permiten resultados en estos centros tan eficaces como la cirugía. Y sin los potenciales efectos derivados de aquella.

Contamos con las siguientes opciones:

  1. Radiofrecuencia. Esta técnica, en solitario o combinada, permite eliminar en varias sesiones (a partir de 2-3 por semana) el doble mentón. Lo que logramos con este sistema (hay numerosas marcas comerciales) es, por una parte, reducir la grasa localizada disminuyendo el tamaño de los adipocitos (células grasas); después, la piel, que ha quedado descolgada y ha perdido firmeza, se reduce por calentamiento del colágeno que se encuentra en las capas interiores. De este modo, remodelamos el contorno del cuello a la vez que hacemos desaparecer las arrugas. La piel mejora en apariencia y en elasticidad.
  2. Láser lipolítico. Indicado solo si la papada es consecuencia del exceso de peso, este láser elimina la grasa localizada en cualquier zona, también en el mentón. Suelen ser sesiones de 30 minutos y resultan, en estos casos, muy eficaces: al láser lipolítico se lo conoce como «la liposucción sin cirugía».
  3. Cavitación. Otra técnica más para eliminar grasa localizada mediante ultrasonidos de baja frecuencia. De nuevo, estamos ante una solución idónea si el doble mentón es consecuencia de los kilos de más, pero no para uno provocado por el descolgamiento de la piel.
  4. Mesoterapia virtual. Otra técnica no invasiva mediante la cual conseguimos que sustancias que eliminen la grasa localizada penetren en las capas más profundas de la piel. Pero no mediante inyecciones, sino mediante lo que se conoce como electroporación.

¿Qué hábitos podemos adquirir para reducir el doble mentón?

Además de la solución que decidamos implementar para este problema, existen hábitos en el día a día que nos ayudarán a reducir el doble mentón y a mejorar el contorno de la zona.

  1. Evitar las largas exposiciones al sol. Aunque no es el momento de prevenir contra ello, conviene tenerlo en cuenta siempre. Tumbarse al sol durante demasiado tiempo envejece nuestra piel. Aunque la protejamos, hemos de ser cautos con esta práctica y evitar que los rayos roben el colágeno a zonas delicadas, como el mentón y el cuello.
  2. Vigilar la dieta. Aunque nos centramos en el doble mentón producto del envejecimiento, hay alimentos que nos pueden ayudar a fabricar colágeno (todos aquellos ricos en vitamina C, por ejemplo) y otros que aportan numerosos nutrientes a nuestra piel, como el aceite de oliva virgen extra. Frutas y verduras, granos integrales, miel…, son alimentos que deben ganar puntos en nuestra dieta en detrimento de otros como las harinas refinadas, el azúcar blanco o las grasas saturadas. Aportan pocos nutrientes y envejecen la piel.
  3. Ejercicios. Dedícale unos minutos al día a realizar estos tres: el primero, llevar la barbilla y la cabeza hacia el techo y, cuando esté al límite, fruncir los labios y mantener la posición unos segundos, mientras notas cómo se estira el cuello entero. El segundo, girar suavemente la cabeza hacia la derecha, mantener unos segundos y, después, repetir hacia la izquierda. Para el tercero necesitarás una pelota: colócala sobre el escote y presiona durante unos segundos con la barbilla contra el pecho. Suelta y repite varias veces más.

La nutricosmética 180 the concept, definitiva para reducir el doble mentón

reducir-el-doble-menton-180-the-concept

Uno de los tríos de fórmulas más específicos de todos con los que contamos es, precisamente, este, orientado a reducir el doble mentón. Estas tres fórmulas han sido diseñadas para cumplir varios objetivos según en combinación con qué otras actúen; pero en este caso, el aporte de micronutrientes es mejorar la hidratación, firmeza y luminosidad de la piel. La recuperación de la firmeza en la zona es definitiva para que la papada desaparezca o se reduzca a la mínima expresión.

Los nutrientes que empleamos contra el doble mentón

  1. Por una parte, en el trío contamos con ácidos grasos omega 3 que, como ya hemos comentado en otras ocasiones, es una sustancia fundamental para el organismo. A efectos de doble mentón, aporta hidratación y luminosidad a la piel.
  2. Otro de los productos que se encuentran en este tratamiento es el Ester C. Como ya hemos comentado más veces, el Ester C es una forma mejorada de vitamina C (se asimila mejor y contiene una mayor cantidad de la misma), científicamente formulado para potenciar al máximo la producción de colágeno por parte de nuestro organismo. Ayuda a reducir las líneas de expresión y restaura, en consecuencia, la flexibilidad de la piel. No olvidemos, además, el potente efecto antioxidante de esta vitamina, que combate el envejecimiento y la degeneración celular.
  3. La última de nuestras fórmulas contiene un alto contenido en vitaminas del grupo B (fundamentales para el crecimiento y conservación de las células) y panax ginseng, que mejora la circulación y la oxigenación de los tejidos. Esta combinación de micronutrientes redunda en una piel rejuvenecida y oxigenada.

¿Se ha convertido para ti en un imposible reducir el doble mentón? Ya sabes que en 180 the concept cuentas con tu solución a medida. Puedes pedir cita en el centro certificado más cercano para obtener un diagnóstico personalizado. Nuestros profesionales sabrán aconsejarte. Me encantaría conocer tu experiencia, ¿te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *