Piel luminosa: los básicos para un rostro deslumbrante

Autor: | Categorías: Nutricosmética Facial

Ocurre cada año: cuando llega el buen tiempo, todas queremos estar resplandecientes para que el verano nos pille con la mejor cara. Porque al margen de cuidar nuestro cuerpo y de castigarlo en el gimnasio para bajar centímetros, el rostro es, sobre todo, nuestra principal tarjeta de visita. Queremos una piel luminosa, libre de imperfecciones, tersa, perfecta. No diré aquello de que la cara es el espejo del alma, porque quizá es un refrán muy manido, pero la cara es, sin duda, uno de los espejos de nuestra salud interior, y refleja a menudo qué está sucediendo ahí dentro. Son numerosos los problemas estéticos que pueden afectar a nuestro rostro, pero trataremos de hacer un pequeño resumen para saber cómo mejorarlos o, directamente, erradicarlos.

Manchas en el rostro

Las manchas o hiperpigmentación de la piel puede deberse a numerosos factores. Uno de los más comunes es el embarazo: el 80 % de las mujeres embarazadas sufre una producción excesiva de melanina, que se traduce en manchas a menudo en el rostro. Pero hay muchas otras causas. El proceso de envejecimiento trae consigo las temidas manchitas asociadas a la edad que hacen que nuestra piel esté mucho menos luminosa. ¿Qué podemos hacer con ellas?

Contra las manchas: láser, tratamientos tópicos y… nutricosmética

Por fortuna, hay remedio para neutralizar esas manchas. Determinadas cremas, tratamientos con ciertos ácidos que las atenúan, con LPI (luz pulsada intensa), rejuvenecimiento cutáneo con láser…, son algunos de los remedios que ofrece el mundo cosmético. Pero ¿queremos borrar esos efectos a corto plazo y esperar a que aparezcan de nuevo o lo que queremos es realmente una piel luminosa, libre de manchas que van desapareciendo porque le aportamos a nuestro organismo los nutrientes que necesita para irlas borrando? Si lo que deseamos es lo segundo, entonces tenemos la solución en la nutricosmética de 180 the concept. Su trío de fórmulas e2+h6+rv5 actúa desde el interior para que el exterior mejore progresivamente hasta hacer desaparecer el problema. Dicho trío aporta, entre otros principios activos, ácido alfa lipoico, una sustancia con un fuerte poder antioxidante y antienvejecimiento, así como el NADH, que contribuye a unificar el tono de la piel. Otros nutrientes de este trío de fórmulas, además, contribuyen a purificar la sangre, lo que elimina el exceso de toxinas que, irremediablemente, se traducen en problemas estéticos que se reflejan en el cutis.

Acné y cicatrices, enemigos de un rostro uniforme

No hablamos solo, o no principalmente, del acné que aparece durante la adolescencia, sino de ese otro que se instala en nuestro cutis pasados los 20 y que se resiste a abandonarlo. Él, pero también otras afecciones de la piel, pueden dejar (lo hacen a menudo, de hecho), pequeñas cicatrices. Acné y cicatrices afean nuestro cutis llenándolo de imperfecciones, lo que evidentemente nos aleja de esta piel luminosa y perfecta a la que queremos aspirar ahora que llega el buen tiempo.

Remedios para unificar el rostro marcado por el acné

En la mente de todas están los montones de tratamientos tópicos de venta en tiendas de cosmética y farmacias que luchan, con mayor o menor eficacia, según el grado de acné, contra estos granitos. También, cuando el acné es severo, se pueden prescribir, por parte de un dermatólogo, numerosos medicamentos que van desde el peróxido de benzoilo hasta los antibióticos. No abusar del maquillaje, proteger la piel del sol y evitar las grasas saturadas (además de beber mucha agua) son hábitos de higiene y alimentación que debemos tener en cuenta. Pero la nutricosmética también puede hacer mucho por acabar con el problema. En 180 the concept hemos creado tres fórmulas que, en sinergia, resuelven el problema desde dentro. Liberar al cuerpo de toxinas es el principal objetivo: cuantas menos toxinas transporte nuestra sangre, más luminosa se verá nuestra piel. El trío e5+h4+h5 está orientado precisamente a eso: con algas depurativas y prebióticos que regeneran la flora intestinal y, en consecuencia, depuran el organismo, nuestro cuerpo asimilará mejor el resto de nutrientes que aporta dicho trío para que el acné y las marcas de la piel vayan mejorando hasta desaparecer.

Piel seca y deshidratada: lo opuesto a una piel luminosa

La falta de hidratación se refleja en nuestro rostro mostrándolo apagado y sin luz. Una piel deshidratada es también un síntoma del paso de la edad, y más habitual durante el invierno. Esto hace que, al comenzar la primavera, nuestro cutis aparezca sin brillo. La calefacción, el uso de determinados jabones que eliminan parte del agua que nuestra piel necesita y otros agentes externos contribuyen a la sequedad del rostro. Pero también hay una serie de factores internos que ayudan a que nuestro rostro no tenga la hidratación suficiente.

Hidratar por dentro y por fuera: dos básicos para obtener una piel con luz

No está de más recordar que tenemos que beber agua en abundancia, alrededor de dos litros diarios, para que nuestro cuerpo obtenga la hidratación necesaria y esto se refleje en nuestro rostro. También es importante una buena higiene del cutis, con tratamientos adecuados a nuestro tipo de piel y una rutina de limpieza facial con desmaquillante, tónico y crema hidratante. Protegerla del sol con cremas específicas es vital para que la sequedad no se instale en el cutis ahora que comienza el buen tiempo. Una alimentación rica en frutas y verduras es necesaria para aportar ese extra de agua que nuestro cuerpo agradecerá. Y, por supuesto, hay un tratamiento específico de 180 the concept que recupera la hidratación del rostro y da a nuestra piel esa luminosidad que necesitaba. El grupo de fórmulas e1+e4+rv6 es perfecto para descubrirle a nuestro cutis esa luz que había perdido. Los ácidos grasos esenciales omega 3, el Ester C (una forma única de vitamina C, vital para contribuir a la producción de colágeno) y una combinación de ácido hialurónico y colágeno, que son los sostenes de una piel elástica y joven, actúan en sinergia para devolvernos esa juventud y esa hidratación desaparecidas.

Bolsas de ojos y ojeras

¿Hay algo que apague más un rostro que las temidas bolsas o las ojeras? Ambas, por distintos motivos, hacen que nuestro rostro parezca cansado y sin vida. Las ojeras pueden deberse a un descanso precario, por cuestiones genéticas, por mala circulación sanguínea o por motivos asociados a la edad. Igualmente, las bolsas pueden tener su origen en la retención de líquidos o problemas circulatorios, aunque también puede haber factores genéticos que las causen.

Higiene del sueño y de la alimentación contra bolsas y ojeras

Evidentemente, un buen descanso es vital para que estos problemas se atenúen, y hay remedios cosméticos que ayudan a que se disimulen o reduzcan. Pero ¿por qué no averiguar las causas primigenias de estos problemas? De eso se ocupa 180 the concept. Para cualquiera de las afecciones estéticas que incordien a nuestros clientes, y también para esta, se realiza un diagnóstico a medida, tras el cual se procede a adecuar el tratamiento nutricosmético más adecuado a su problema. Las fórmulas e1+rv4+rv6 son esenciales para eliminar las causas que producen bolsas y ojeras, lo que da lugar a una mirada más viva, a una piel alrededor de los ojos perfecta y, en consecuencia, a un rostro que irradia luz. Ácidos grasos esenciales, la combinación antiaging de hialurónico y colágeno y el panax ginseng, que mejora los estados de fatiga y contribuye a evitar la aparición de arrugas, es el trío de éxito que hemos creado para acabar con estos dos problemas.

Sea cual sea el problema que afea tu cutis, tenemos una solución a medida para exhibir un rostro más luminoso. Si quieres conocer nuestras fórmulas, pide cita sin compromiso en tu centro certificado y te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *