Carmen Lomana, fan de 180 the concept

Autor: | Categorías: Noticias

Carmen Lomana toma a diario productos de 180 the concept. Hace ya casi un año acudía al centro de estética avanzada Gema Cabañero para someterse al diagnóstico Inner Wellness y así determinar los tratamientos más adecuados. Tras conocer los efectos de las cosmética oral ha querido dar un reportaje en la revista Semana para contar su experiencia.

Sus fórmulas de nutricosmética preferidas

La fórmula RV6 nutricosmética contiene alta concentración de colágeno y ácido hialurónico, antiaging natural que contribuye a reducir las arrugas de la cara, engrosa la piel y suaviza las líneas de expresión. Actúa como un potente antioxidante, mejora la elasticidad de la piel y evitar las descamaciones. Por otro lado, reduce el exceso de grasa en el abdomen, disminuye la celulitis y aporta firmeza en senos y glúteos. Es un complemento nutricional antiaging, aporta los nutrientes necesarios para regenerar la piel de todo el cuerpo y gracias a su gran poder de hidratación, evita las descamaciones.

La fórmula RV4 nutricosmética combate los síntomas asociados al paso del tiempo. Su contenido en Ginseng, aporta vitalidad al organismo para adaptarse a los diferentes tipos de estrés. El ginseng es útil para tratar y prevenir las arrugas, lo cual nos ayuda a cumplir años con elegancia. Aporta vitalidad al organismo a través de adaptógenos que procuran que la adaptación tras el esfuerzo sea más rápida y el provecho del mismo sea también mayor.

La fórmula RV3 nutricosmética ayuda a controlar la ansiedad por medio de cásulas con alto contenido en triptofano natural gracias a que este aminoácido es el precursor de la serotonina (neurotransmisor de la serenidad y relajación) de la melatonina y de la vitamina B3 o niacina.

Y es que aunque Carmen tome estos suplementos, no se olvida de llevar una dieta equilibrada. “Nada más levantarme me tomo un gran vaso de agua caliente con una ampolla de té verde, alcachofa y aloe vera. A los diez minutos un zumo de verduras con apio, pepino, jengibre, tomate y luego una tortilla de proteínas, fruta como papaya, mango o granadilla y té con leche de avena o arroz. A media mañana me tomo el zumo de naranja. Soy vegetariana de mamíferos desde los 18 años, con lo único que peco es de vez en cuando con el jamón. Me parece primitivo comer carne”, cuenta a la periodista.